sábado, octubre 22, 2011

HISTORIAS DE ITALIANOS EN AMÉRICA CENTRAL

ANFORA DEL LIBRO COSTARRICNESE ES UN SERVICIO DE LA EDITORIAL LIBRERÍA ALMA MATER S.A.(ELAM)LA DEL TOLDO AZUL. SU MEJOR COMPAÑIA SIEMPRE SERÁ UN LIBRO. ESTAMOS EN barrio La soledad. De los Mercaditos del Paseo de los estudiantes 250 metros al este. calle 13 avenida 14 casa 1304. SAN JOSÉ. Centro. COSTA RICA. AMERICA CENTRAL. 88 30 29 96. EMAIL: editorialalma.mater@gmail.com


HISTORIAS DE ITALIANOS EN AMÉRICA CENTRAL

Dr. Guillermo Carvajal Alvarado
Catedrático Universidad de Costa Rica

El tema central del nuevo libro de la historiadora Rita Bariatti, ITALIANOS EN AMÉRICA CENTRAL. De Cristóbal Colón a la Segunda Posguerra, se refiere al movimiento emigratorio desde la península itálica hasta el Istmo Centroamericano. Justamente un genovés, con el apoyo de los reyes de Castilla y Aragón y en la penumbra de la España Medieval, propone un viaje de circunnavegación inusitado. Surge la figura de Cristóbal Colón, embebido de la vieja tradición de los pueblos navegantes de la “Bota Italiana”, que ya había producido viajeros como Marco Polo, el primero en dar noticias al “Viejo Mundo” del mundo asiático y del imperio chino. Le corresponderá a Colón planificar los viajes intercontinentales que desembocarán en las exploraciones del “Nuevo Mundo” y el surgimiento de un “Nuevo Continente”.



EL MARCO GEOGRÁFICO del estudio son las tierras emergidas entre el Mar Caribe y el Océano Pacífico, ese conjunto de valles montañosos que van desde el Atrato por el sur hasta Tehuantepec por el norte, esa faja angosta de tierras, ese puente natural entre el Norte y el Sur de América. No obstante, hay que decir que el Istmo Centroamericano no fue la zona geográfica latinoamericana que más inmigrantes recibió a lo largo del éxodo italiano; regiones como la cuenca del mar del Plata y países como Brasil acogieron enormes contingentes emigratorios italianos a lo largo de las diferentes coyunturas históricas.

LA TEMPORALIDAD del libro cubre un largo período histórico, exactamente desde el cuarto y último viaje del almirante genovés Cristóbal Colón -que se embarca desde el puerto de Palos de Moguer en 1502 y navega las costas del Caribe centroamericano- hasta aproximadamente 1955. La autora entreteje una larga historia de 453 años de la tradición emigratoria italiana.

EL PROPÓSITO de Rita Bariatti es llenar vacíos de información con el fin que ésta llegue a los descendientes de los itálicos emigrados a América Central, para que puedan así encontrarse con sus raíces. A lo largo del tiempo en que transcurre la narración, emergen los varios rostros humanos de los inmigrantes italianos y sus vidas en la tierra de acogida, el Istmo Centroamericano. Queda muy claro que, si bien es cierto que el movimiento migratorio italiano hacia la América Central no fue cuantitativamente amplio, desde el punto de vista cualitativo dejó huellas importantes.

EL ROL DE LOS ITALIANOS EN AMÉRICA CENTRAL fue relevante. Entre estos miles de italianos, y especialmente entre sus descendientes, se han encontrado personajes que se han particularmente destacado en la intelectualidad y en el arte, en la tecnología y la ciencia, en el campo empresarial, en la diplomacia y la política; hasta han existido perfiles que han alcanzado un cargo tan elevado como la presidencia de la república. Y la autora es clara al señalar que no se trata de ensalzamiento de personajes que brillaron particularmente en las varias esferas políticas o privadas, sino que da el mismo espacio a cualquier presencia italiana -hasta la más humilde- en el contexto de América Central, convirtiéndola así en protagonista de una historia que generalmente es olvidada por los historiadores. Por ejemplo, el poblamiento -a partir de 1952- de una Colonia agrícola de San Vito de Coto Brus en el sur de Costa Rica, representa, a través de las numerosas microhistorias reseñadas en las biografías, una historia común particularmente destacada.

LA INMIGRACIÓN ITALIANA a América Central trajo todo tipo de profesiones, oficios y actividades económicas. Los descendientes evidentemente las ampliaron y se insertaron muy rápidamente en la vida de los países y hoy corre sangre italiana en cientos de miles de familias centroamericanas; por ello ya muchos apellidos nos son tan familiares que ignoramos su pasado fraguado en los viajes de circunnavegación, en la construcción del canal de Panamá o bien en la finalización del ferrocarril al Caribe costarricense.

ITALIANOS EN AMÉRICA CENTRAL. De Cristóbal Colón a la Segunda Posguerra es un libro de muchos años de investigación, es un libro de una investigadora madura y es un libro que hay que leer; especialmente orientador es su índice onomástico, donde aparecen reseñados todos aquellos inmigrantes italianos de los cuales la autora pudo documentar la presencia a través de una revisión de fuentes documentales y en muchos casos a través de entrevistas.

RITA BARIATTI, bien pertrechada del conocimiento histórico de su Italia natal, posee un dominio excepcional del tema y nos proporciona un estudio exhaustivo, erudito: un libro lleno de detalles y de informaciones, bien documentado, un libro meticuloso: cada dato y cada cifra tienen su referencia, nada queda suelto, todo está bien hilvanado en el aparato de erudición que soporta la obra. Y detrás de cada hecho emerge un ser humano y una familia italiana que vino al Istmo Centroamericano a forjar una nueva identidad; esa dimensión humana se convierte en un libro lleno de humanismo, fundamental para entender el rol que cientos de miles de migrantes jugaron en las nacientes repúblicas de América Central.

EL LIBRO, cuyo valor es de 12.000 colones está a la venta en la LIBRERÍA UNIVERSITARIA en San Pedro de Montes de Oca, en la CASA ITALIA (Barrio Francisco Peralta, planta baja, horario de oficina) y en la LIBRERÍA Y EDITORIAL ALMA MÁTER, calle 13 y avenida 14 casa 1304.

2 comentarios:

  1. Algunos apellidos italianos se han mezclado y ocultado, pero las familias conservan esas raíces en su memorias todavía. Mi bisabuelo era de apellido Rizzatti en Montes de Oro, Miramar.

    ResponderEliminar
  2. a partir de 1900, con el auge minero llegaron los italianos Bernardo Tazzo, Juan Bta Rizzatti Rigobello, Carlos Antonini, Luis Tozzatti, José Bin, Carlos Manfrini y la familia Di Marco que aún conservan ese apellido.según consta en el libro de Tomás Guerra (1990). Montes de Oro la region visitada por el rayo. San José: Imprenta Edicosta.

    ResponderEliminar

SI REQUIERE INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS LIBROS PUEDE ESCRIBIRNOS A: editorialalma.mater@gmail.com . PARA SUS PEDIDOS LE ATENDREMOS EN EL TELÉFONO 22 22 55 58